inicio             cat / cast / eng

 

 
sello y legalización


LEGALIZACIÓN Y TRADUCCIÓN DE DOCUMENTOS

 

Legalizaciones

 

La legalización es un acto administrativo por el que se otorga validez a un documento público extranjero, comprobando la autenticidad de la firma puesta en un documento y la calidad en que la autoridad firmante del documento ha actuado.

 

A no ser que exista exención de la legalización (por ejemplo las certificaciones de Registros civiles de algunos países), todo documento público extranjero debe ser legalizado para tener validez en España. De igual forma, todo documento público español requiere ser legalizado para ser válido en el extranjero. Existen diversas formas de legalizar un documento, siendo la más habitual la establecida en el Convenio de la Haya, mediante apostilla.

 

Los documentos deben ser legalizados de alguna de las siguientes maneras:

 

- Apostilla de la Haya : mediante sello de la Apostilla que coloca la autoridad competente del Estado que expide el documento. Consulta aquí la lista de países firmantes del Convenio de la Haya

 

- Legalizado por vía diplomática (si el país que expide el documento no es parte en el Convenio de la Haya): por la correspondiente Embajada o Consulado de España con jurisdicción en el país en el que se ha expedido el documento y contener la firma de legalización de la Embajada o Consulado y la preceptiva etiqueta de seguridad.

 

 

Traducciones

 

El documento público extranjero deberá estar traducido al castellano o, en el supuesto de que la tramitación le corresponda a órganos con sede en el territorio de una Comunidad Autónoma, podrán utilizar la lengua que sea cooficial en ella. El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación solamente admitirá las traducciones oficiales.

 

Son validas las traducciones realizadas por un traductor o intérprete jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

 

También se admiten las traducciones realizada por Misiones diplomáticas u Oficinas consulares de España en el extranjero o del país de origen del documento en España (que deberán estar apostilladas o legalizadas y con etiqueta de seguridad)

 

Deberá consultarse en cada caso a la embajada o consulado del país en donde el documento vaya a surtir efecto si la traducción oficial española es válida por si misma allí. En caso contrario, deberá ser legalizada en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

 

Para aquellos documentos emitidos por las autoridades españolas que vayan a tener efecto en el extranjero el interesado debe consultar la legislación local.

 

 

 

 

Ver todos los trámites

 

Ir a la página principal